miércoles, 19 de agosto de 2015

chistes de velorio - En un velorio

Falleció el cardiólogo un excelente profesional reconocido por todo el ambiente médico, durante su velorio detrás del ataúd hubo un gran corazón hecho de flores haciendo honor a su profesión, al termino de la ceremonia el corazón se abre e ingresa por allí el ataúd camino al descanso eterno, se oye una carcajada todos miraron a quién se reía y este dice:
- Disculpen estaba imaginando mi velorio, yo soy ginecólogo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada