domingo, 9 de agosto de 2015

chistes de velorio - No se lo lleven


Erase una vez un borrachín muy borrachín que se muere y lo velan en su casa, pasa la tarde, la noche y el día siguiente cuando ya es la hora del entierro, la esposa que no se despegó del ataúd todo ese tiempo empieza a gritar una y otra vez "no se lo lleven, no se lo lleven, no se lo lleven" y como pasa el tiempo y se hace tarde la gente le pregunta a la esposa:
- Señora, señora ¿Por qué dice que no se lo lleven?
La esposa toda desconsolada contesta:
- No se lo lleven, es la primera vez en mucho tiempo que amanece en su casa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada